Gretzky enciende el espíritu Olímpico

El espíritu Olímpico tocó el corazón del mundo entero después de que el legendario jugador de hockey, el Canadiense Wayne Gretzky, encendiera el pebetero en Canada Place, lugar donde yacerá la flama hasta el término de los Juegos Olímpicos de Invierno Vancouver 2010.

Después de un mar de especulaciones acerca de quién sería el último portador de la antorcha olímpica, las dudas quedaron disipadas la noche del viernes cuando Gretzky tomó el último relevo en el centro del estadio, encendiendo uno de los pebeteros junto con las leyendas del deporte Canadiense Steve Nash, Nancy Greene Raine, Catriona Le May Doan y Rick Hansen.

En punto de las seis de la tarde y bajo la sombra de la muerte del atleta georgiano Nodar Kumaritashvili, quien perdió la vida en un entrenamiento el viernes por la mañana, la Ceremonia de Inauguración inició con un momento de silencio para honorar la memoria del joven de 21 años de edad.

Los más de 60 mil espectadores que se dieron cita en el estadio de BC Place pudieron presenciar en la ceremonia una muestra de lo que Canadá ofrecerá al mundo en esta edición de los Juegos Olímpicos de Invierno.

La gran Inauguración se caracterizó por la entrada triunfal de un atleta en una tabla de snowboard que saltó por en medio de unos aros olímpicos gigantes cayendo en el centro del estadio, dando así la bienvenida a los Juegos invernales.

El evento contó con la presencia de artistas canadienses de talla internacional como Nelly Furtado, Bryan Adams y Sarah McLachlan, quienes con sus voces inundaron el recinto y contagiaron de alegría a todos los presentes.

El espectáculo estuvo enriquecido con la representación de aborígenes canadienses quienes realizaron rutinas coreográficas acompañados por escenografías que cubrieron gran parte de la pista central.

Las distintas delegaciones de los 85 países participantes desfilaron por el estadio con una emoción visible en sus rostros. Sin embargo, la delegación georgiana no pudo ocultar la tristeza que los rodeó desde temprano por la mañana.

Posteriormente, el Presidente del Comité Olímpico Internacional Jacques Rogge expresó su profunda tristeza por lo acontecido al atleta de Georgia; mientras que el presidente del comité organizador de Vancouver 2010, John Furlong, pidió a los presentes llevar consigo el espíritu olímpico de Kumaritashvili.

La ceremonia, que se llevó a cabo por primera vez en un estadio techado, culminó con el recorrido que Gretzky realizó bajo la lluvia por las calles del centro de Vancouver. El ex jugador de Hockey ignoró las gotas heladas que resbalaban sobre su cara y saludó a los miles de aficionados que abarrotaron las calles desde muy temprano.

Así, el espíritu Olímpico quedó grabado en la memoria de canadienses y residentes de la provincia de la Columbia Británica después de que Gretzky encendiera el segundo pebetero en Canada Place, donde permanecerá la flama hasta el término de los Juegos Paralímpicos de Invierno Vancouver 2010.

Salto con esquí, sin representación canadiense

La primera prueba que se llevó a cabo en los Juegos Olímpicos de Invierno se quedó sin representación canadiense después de que los cuatro atletas locales no clasificaran a la siguiente ronda en la prueba varonil de salto con esquí individual.

El canadiense Mackenzie Boyd-Clowes fue el más cercano al corte al quedarse con un total de 105.0 puntos después de un salto de 92.5 metros de distancia en la pista localizada en la villa de Whistler.

Por su parte, el alemán Michael Uhrmann quien hizo un salto de 106.0 metros, se clasificó a la segunda ronda con un total de 138.5 puntos, seguido por el checo Jakub Janda con 135.5, y posteriormente en tercer lugar el alemán Michael Neumayer.

La prueba continuará el día de hoy con la primera ronda que se llevará a cabo a las 09:45 horas PST y culminará a las 10:45 horas PST del mismo día.

One comment:

Comments are closed.